Cómo limpiar los cristales

El polvo y las manchas de huellas hacen que los cristales parezcan sucios cada poco tiempo. A continuación te contamos los mejores trucos para limpiar las ventanas de la casa y del coche, los cristales de las gafas, las piezas decorativas y las puertas de cristal de la chimenea.

ventana
Foto por Stanze (CC-BY) de Flickr

Limpiar los cristales de las ventanas

Ya sean cristales grandes o pequeños, con este truco podrás dejar reluciente todo tipo de ventanas, tanto las de casa como las lunas del coche.

  1. Si los cristales están muy sucios, empieza por mojar un paño en agua y retirar todo el polvo posible. En caso de manchas difíciles ráscalas cuidadosamente con una cuchilla para vitrocerámica.
  2. Si no quieres usar un limpiacristales comercial llena una botellita pulverizadora con vinagre blanco y agua a partes iguales.
    Otra opción es hacer una mezcla a base de 200ml de agua, 200ml de alcohol y una cucharada de vinagre.
  3. Para limpiar bien los cristales, rocíalos con la mezcla y seguidamente secalos con papel de periódico arrugado haciendo movimientos circulares.
  4. Repite la operación hasta que el cristal quede libre de manchas.
  5. Pulveriza las juntas de silicona o plástico con la mezcla anterior y repásalas con un trapo limpio.

En este otro artículo puedes ver los mejores trucos para  limpiar espejos.

Limpiar los cristales de las gafas

Para la mayoría de manchas será suficiente limpiar las gafas con la gamuza de microfibra que nos regalaron con la funda, pero es recomendable lavarlas a fondo regularmente o cuando están muy sucias:

  1. Aclara los cristales de las gafas dejando correr agua caliente sobre ellas
  2. Echa una gotita de lavavajillas (no agresivo) sobre los cristales y frota con los dedos hasta que haga espuma.
  3. Aclara con agua limpia hasta que no queden restos de jabón.
  4. Limpia la zona de las plaquetas de apoyo con un cepillo de dientes suave, evitando que entre en contacto los cristales, ya que se podrían rayar.
  5. Vuelve a aclarar con agua antes de secar ligeramente con una toalla.
  6. Acaba de secar los cristales con una gamuza de microfibra.

No uses productos químicos como vinagre, amoniaco o lejía para limpiar las gafas, ya que podrían eliminar los revestimientos que lleven.

Limpiar piezas decorativas  de cristal

  1. Echa un chorrito de lavavajillas en un barreño pequeño y luego llénalo con agua caliente.
  2. Mete la pieza de cristal en el agua con jabón y frota la superficie con una esponja o trapo suave.
  3. Si tiene una abertura pequeña, como una botella o jarrón de cristal, utiliza una escobilla limpia biberones para frotar el interior.
  4. Aclara con abundante agua limpia y seca con trapo suave que no deje pelusas.

Si quieres limpiar vasos y copas de cristal haz click aquí

Limpiar el cristal de la chimenea

Existen numerosos productos específicos en el mercado, pero el mejor producto para limpiar las puertas oscurecidas por el hollín y las cenizas es con ceniza.

  1. Rocía la zona manchada con un poco de limpiacristales (no agresivo).
  2. Arruga una hoja de papel de periódico, y échale un poco de limpiacristales.
  3. Cubre la zona mojada del periódico con cenizas y frota con ello la puerta.
  4. Repite hasta que no quede mancha.
  5. Para acabar, vuelve a rociar la puerta con limpiacristales y sécala con papel de periódico haciendo movimientos circulares.

En el siguiente enlace te contamos cómo limpiar mamparas de ducha.

 

Siempre es aconsejable hacer una prueba de decoloración en una zona escondida, del tejido o superficie, para descartar cualquier efecto adverso. Si la mancha a tratar se encuentra en un objeto con valor o que no se puede lavar, recomendamos llevarlo a un profesional de la limpieza.

3 comentarios sobre “Cómo limpiar los cristales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.