Cómo quitar manchas de tomate

El tomate está presente en numerosas recetas de cocina, pero las salpicaduras puede dejar manchas muy difíciles de eliminar. Aquí te contamos los mejores trucos para quitar las manchas de tomate completamente.

tomate
Foto por The Ewan (CC-BY) de Flickr

Quitar manchas de tomate de la ropa

Las manchas de tomate en la ropa pueden ser una pesadilla si no actuamos inmediatamente, especialmente si se trata de ropa blanca. El siguiente truco te servirá para quitar las manchas de tomate frito o salsa de tomate, sopa, zumo y tomate natural.

  1. Quita todo resto de salsa de tomate con ayuda de una cuchara.
  2. Deja que corra agua a través del tejido, desde el interior de la prenda hacia afuera.
  3. Cubre la mancha con lavavajillas y frota ligeramente con las yemas de los dedos.
  4. Aclara con agua fría hasta que no salga más espuma.
  5. Repite los pasos hasta que la mancha ya no sea visible.
  6. Lava con normalidad y seca la prenda al sol. Evita usar agua caliente y la secadora antes de cerciorarnos de que la mancha ha desaparecido completamente.

Si la mancha de tomate no es reciente y el truco anterior no la ha eliminado completamente, continúa con estos pasos:

  1. Moja un paño en vinagre blanco o limón y dale toquecitos a la mancha de tomate.
  2. Repite la operación hasta que haya desaparecido, utilizando distintas partes del paño para no transferirla.
  3. Lava normalmente.

Quitar manchas de tomate de recipientes de plástico

El ácido del tomate puede dejar manchas naranjas en nuestros recipientes y tuppers de plástico. Si después de una noche en remojo con agua y detergente no has podido quitarlas, prueba este truco:

  1. Prepara una pasta a base de bicarbonato sódico y agua.
  2. Frota el interior del recipiente con la mezcla hasta que las manchas hayan desaparecido.
  3. Si las manchas persisten, llena el recipiente con agua y unas gotas de lejía y déjalo actuar durante la noche.
  4. Al dia siguiente lávalo bien con lavavajillas y agua caliente.

Quitar manchas de tomate de la alfombra

Con niños en casa, o sin ellos, este tipo de manchas son bastante frecuentes si no transportamos los platos con cuidado.

  1. Retira los restos de comida y tomate con ayuda de una cuchara, evitando esparcir más la mancha.
  2. Moja una esponja en agua fría y dale toquecitos a la zona afectada.
  3. Llena una taza con agua y échale media cucharada de lavavajillas y remueve bien.
  4. Moja un paño en la solución y dale toquecitos a la mancha, luego aclara bien , retirando todo resto de jabón.
  5. Si la mancha persiste, mezcla una cucharada de amoniaco* en media taza de agua y humedece con ella la mancha.
  6. Aclara bien con agua y luego cubre la zona con papel de cocina hasta absorber toda la humedad.

*Usa guantes y mascarilla al trabajar con amoniaco. Haz una prueba de decoloración en un lugar poco visible antes de tratar la mancha y nunca lo mezcles con lejía.

 

Siempre es aconsejable hacer una prueba de decoloración en una zona escondida, del tejido o superficie, para descartar cualquier efecto adverso. Si la mancha a tratar se encuentra en un objeto con valor o que no se puede lavar, recomendamos llevarlo a un profesional de la limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.