Cómo quitar manchas de óxido

Las manchas de óxido suelen ser muy comunes en el hogar y pueden resultar bastante difíciles de eliminar. Podemos encontrárnoslas en todo tipo de superficies como metales, paredes y suelos. Pero si nos descuidamos también se puede transferir a los tejidos y arruinar nuestra prenda preferida.

En este artículo te enseñaremos cómo quitar manchas de óxido con trucos fáciles y caseros.

Foto por Yon Mora (CC-BY) de Flickr
Foto por Yon Mora (CC-BY) de Flickr

Quitar manchas de óxido de la ropa

Si te has rozado con algún elemento oxidado y se te ha manchado alguna prenda de vestir, prueba este truco para eliminarla:

  1. Haz una mezcla con bicarbonato de sodio y unas gotas de zumo de limón.
  2. Aplica la mezcla sobre la mancha y deja actuar durante unos minutos.
  3. Enjuaga la prenda con agua limpia.
  4. Repite los pasos anteriores si la mancha aún no desaparece.
  5. Cuando haya desaparecido completamente puedes lavarla normalmente.

Otra solución es utilizando vinagre blanco y sal o productos quitamanchas específicos.

Quitar manchas de óxido del metal

Es muy común que aparezcan manchas de óxido en los metales expuestos frecuentemente a la humedad. Si quieres eliminarlas prueba estos trucos:

  1. Corta un limón por la mitad y mójalo en sal fina.
  2. Frota la superficie afectada con la mitad de limón Puedes ayudarte con un cepillo de dientes para llegar a las zonas pequeñas.
  3. Repite el proceso, echando más sal, hasta que la mancha haya desaparecido.
  4. Aclara la superficie con agua limpia y seguidamente sécala.

También se puede recurrir al vinagre blanco con sal o al bicarbonato de sodio, creando una pasta y frotándola sobre las manchas. Si el elemento metálico es pequeño, puedes probar introduciéndolo en un recipiente lleno de coca-cola y dejando actuar durante un día.

Quitar manchas de óxido del suelo

Los suelos son superficies que se manchan fácilmente con óxido, pero puedes eliminar cualquier rastro con el siguiente truco:

  1. Haz una mezcla con zumo de limón* y sal fina.
  2. Aplícalo sobre la mancha y frota con un cepillo de cerdas duras.
  3. Repite el proceso hasta que la mancha haya desaparecido.
  4. Aclara con un trapo con agua limpia.

*Ten en cuenta que el limón puede dejar manchas en algunas superficies como el granito.

También puedes seguir los pasos anteriores usando quitaesmalte con acetona. Si tu suelo es de cerámica prueba con vinagre blanco y sal, o bien utilizando lejía diluida en agua.

Quitar manchas de óxido del baño y cocina

Los baños y cocinas de las casas son los lugares donde las manchas de óxido son más frecuentes, por ejemplo en la bañera, inodoro o fregadero. A coninuación te explicamos como eliminarlas.

  1. Haz una mezcla de limón y bicarbonato de sodio.
  2. Aplícalo sobre la zona manchada y deja actuar durante 30 minutos.
  3. Frota ligeramente con un paño limpio, hasta que la mancha haya desaparecido.
  4. Aclara con agua limpia y seca con otro trapo.

También puedes probar frotando la zona afectada con crema dental y sal, con vinagre blanco y alcohol o con acetona. Puedes ayudarte con un cepillo de dientes.

Como última opción siempre pdrás recurrir a los productos químicos específicos para las manchas de óxido, pero ten en cuenta que pueden ser muy tóxicos.

 

Siempre es aconsejable hacer una prueba de decoloración en una zona escondida, del tejido o superficie, para descartar cualquier efecto adverso. Si la mancha a tratar se encuentra en un objeto con valor o que no se puede lavar, recomendamos llevarlo a un profesional de la limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.