Cómo quitar manchas de moho y de humedad

La aparición de humedad o de moho es algo bastante frecuente en el hogar, tanto en la ropa, las paredes, madera o las juntas del baño y la cocina.

A continuación te enseñaremos cómo limpiar el moho y la humedad de una forma sencilla y eficaz;  y es que, el hongo que causa estas manchas  no sólo huele mal y estropea los materiales, sino que además es perjudicial para la salud.

Actualmente en temas de moho estamos probando con este producto de amazon, te dejamos el enlace por si quieres probarlo, a nosotros en líneas generales nos está dando buen resultado.

Mancha de moho
Foto por Kenny Rivas (CC-BY) de Flickr

Quitar manchas de moho de la ropa y tejidos

Los siguientes trucos también resultan efectivos para eliminar el olor a humedad (sin mancha visible).

  1. En un barreño, diluye una taza de vinagre blanco en 1 litro de agua.
  2. Mete las prendas y déjalas 2 horas en remojo.
  3. Frota ligeramente la mancha y aclárala con agua limpia.
  4. Repite el proceso hasta que la mancha desaparezca.
  5. Lava la prenda con normalidad.

Si el vinagre no ha dado resultado, puedes probar a aplicarle una pasta a base de zumo de limón y sal. Déjalo actuar de 15 a 20 minutos antes retirar la pasta y lavar normalmente.

Quitar manchas de moho y humedad de la madera

Si la madera a tratar es delicada, siempre es recomendable empezar por intentar quitar la mancha de moho frotando ligeramente con una esponja empapada en agua con jabón y luego dejarla secar. Si esto no funciona, prueba los siguientes métodos:

Para quitar las manchas de moho de madera pintada o barnizada

  1. En un recipiente mezcla 50ml de lejía por cada litro de agua.
  2. Moja  una esponja en la solución y frota ligeramente la mancha. Si es necesario repetir la operación, deja que la madera se seque antes de volver a humedecerla.
  3. Cuando la mancha haya desaparecido, aclara la zona tratada con agua limpia.
  4. Seca toda la humedad que puedas con una toalla y luego deja que la madera se airee por completo.

Para quitar las manchas de moho de madera sin pintar
Las instrucciones son las mismas que para la madera pintada, pero varía la proporción de lejía y agua. En este caso mezclaremos 300ml de lejía por cada litro de agua.

Quitar manchas de humedad de las paredes

El moho y la humedad son especialmente comunes en las paredes de las casas antiguas y para conseguir eliminarlo definitivamente será necesario descubrir y tratar la causa.

Para eliminar la mancha de humedad superficial , será necesario seguir estos pasos:

  1. Llena un barreño con agua caliente y lejía. La cantidad de lejía será proporcional a la cantidad de moho, pero no debería superar los 60ml por litro de agua.
  2. Moja una esponja en la solución y frota ligeramente la pared manchada.
  3. Repite la operación hasta que no quede rastro de moho y deja que la pared se seque completamente.

Si tus paredes son propensas a la aparición de manchas de humedad sería conveniente usar un deshumidificador para el ambiente y así retrasar su aparición. También es aconsejable no pegar los muebles a la pared, sino dejar unos centímetros para que corra el aire.

Quitar manchas de moho de la silicona

Otro material que suele verse afectado por las manchas de humedad es la silicona, especialmente si se encuentra en las juntas de la ducha o del lavabo.

  1. Echa un poco de jabón líquido en un recipiente y llénalo con agua caliente.
  2. Moja un trapo limpio en esta solución y limpia con él la zona afectada.
  3.  Llena una botella de spray con lejía y échalo sobre la silicona manchada.
  4. Deja que la lejía actúe durante 15 minutos antes de frotar ligeramente la superficie con un cepillo de dientes viejo.
  5. Aclara con agua limpia hasta que no queden restos de lejía.
  6. Seca la silicona con un trapo limpio (preferiblemente blanco por si quedasen residuos de lejía)

Si no has conseguido eliminar las manchas de moho, será mejor reemplazar la silicona manchada por otra nueva. Para evitar que este hongo vuelva a aparecer es importante limpiar y secar estas zonas frecuentemente.

 

Siempre es aconsejable hacer una prueba de decoloración en una zona escondida, del tejido o superficie, para descartar cualquier efecto adverso. Si la mancha a tratar se encuentra en un objeto con valor o que no se puede lavar, recomendamos llevarlo a un profesional de la limpieza.

Cuando se trabaje con lejía es aconsejable llevar guantes y ventilar el ambiente. También es recomendable usar ropa vieja o de trabajo ya que decolorará cualquier tejido con el que entre en contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.