Cómo quitar manchas de aceite de motor

Si te gusta realizar el mantenimiento del coche tú mismo, es muy probable que en algún momento te veas en la necesidad de quitar una mancha de aceite de motor de alguna superficie. Aquí te explicamos cómo eliminar la grasa de coche eficazmente y con productos cotidianos.

 

Foto por Sean MacEntee (CC-BY) de Flickr

Quitar manchas de aceite de motor en tejidos

El aceite de motor puede arruinar cualquier cosa, desde la tapicería del coche hasta la ropa que puedas llevar puesta. Si este ha sido tu caso, el siguiente truco te será de gran utilidad.

  1. Absorbe todo el aceite sobrante colocando papel de cocina encima de la mancha. Es importante no restregarlo, ya que se extendería más.
  2. Aplica espuma de afeitar sobre la mancha y extiéndela con los dedos.
  3. Frota con un trapo húmedo hasta que la espuma haya desaparecido, aclarándola de vez en cuando. En este paso es inevitable que la mancha crezca un poco en tamaño.
  4. Repite este proceso varias veces y finalmente deja que el tejido se seque durante un día.
  5. Al día siguiente revisa si la mancha de grasa sigue allí. Si no ha desaparecido repite los pasos del día anterior.
  6. Repite diariamente hasta que no quede rastro de la mancha. Esto puede tardar varios días.

 Quitar manchas de aceite de motor del suelo

Si tu coche en algún momento ha tirado aceite, es muy probable que te haya dejado una molesta mancha de grasa en el suelo de la plaza de garaje. Te contamos cómo eliminarla:

  1. Echa detergente líquido de ropa directamente sobre la mancha.
  2. Frota la zona con un cepillo de cerdas duras.
  3. Aclara con agua limpia y deja que se seque.
  4. Repite el proceso hasta que la mancha haya desaparecido.

Otro método sería:

  1. Humedecer ligeramente la mancha y cubrir con detergente de lavavajillas en polvo.
  2. Deja actuar y luego échale agua hirviendo, con cuidado de no quemarte.
  3. Frota la mancha con un cepillo de cerdas duras.
  4. Aclara con agua limpia y deja secar para comprobar que la mancha ha desaparecido.

 

Siempre es aconsejable hacer una prueba de decoloración en una zona escondida, del tejido o superficie, para descartar cualquier efecto adverso. Si la mancha a tratar se encuentra en un objeto con valor o que no se puede lavar, recomendamos llevarlo a un profesional de la limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.